Personas en la iluminación: Aina Rakoto


Aina Rakoto - Schréder Group Quality Manager
Aina Rakoto
Schréder Group Quality Manger

Las empresas se caracterizan por las personas que trabajan para ellas: durante más de un siglo, Schréder ha estado a la vanguardia de la iluminación gracias a sus empleados de todo el mundo. Life@Schréder es donde relatamos las historias de las personas que hacen de Schréder lo que es, teniendo en consideración los 70 países en los que desarrollamos nuestra actividad comercial, las diversas trayectorias profesionales y nuestra dedicación colectiva a la excelencia en la iluminación.


Schréder es una empresa verdaderamente internacional, cuyos clientes han sido la razón de ser de sistemas de control e iluminación innovadores durante décadas. Desde la invención de un sistema de iluminación totalmente nuevo para el Eurotúnel a la ayuda para que las comunidades logren sus objetivos de sostenibilidad con una iluminación que respete los biorritmos naturales y refleje su carácter, creamos espacios en los que a la gente le encanta vivir

Y, como ha mostrado la serie Life@Schréder, todo gira en torno a nuestra gente. Para celebrar el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo del 28 de abril, hemos hablado con Aina Rakoto, directora de calidad del grupo en Schréder, acerca de su rol, en particular sobre los aspectos de salud y seguridad. Por los valores corporativos de Schréder, en particular nuestro Together for Our People, la salud y el bienestar de nuestros empleados son prioritarios en nuestros procesos. 

Aina Rakoto se incorporó a Schréder en julio de 2019 después de trabajar en gestión de proyectos en el sector sanitario. Criada en Bélgica, trabaja para el grupo Schréder en Lieja, pero pasa mucho tiempo viajando para comprender qué mejora la calidad en las fábricas de Schréder y los centros de Schréder STUDIO de todo el mundo.
 

De niña quería trabajar en relaciones públicas… 

Esto lo conseguí con mi grado en Comunicaciones y con otros títulos en gestión de instalaciones y procesos. El punto en común entre todos estos elementos es la preocupación por representar a las personas. Así que fue una transición natural representar la imagen de un departamento para garantizar que las funciones estuvieran bien definidas y que el entorno de trabajo fuera sereno y saludable para todos los empleados.
 

Cuando Schréder se puso en contacto conmigo, dije que sí inmediatamente…

Me encanta estar aquí. No creo en las coincidencias en la vida, y no se debe dejar pasar ninguna oportunidad. Todavía recuerdo el breve instante en el que dudé de si sería capaz de depender directamente del director técnico de un grupo internacional. ¡Pero fui a por ello! Antes trabajaba para una gran empresa norteamericana, que podía ser bastante impersonal. Esta en cambio es una empresa familiar, es decir, más agradable para los empleados, donde no hay problema incluso para hablar personalmente con el consejero delegado. 

El aspecto familiar y la consideración por las personas (tu entorno, tu bienestar, tu seguridad… pero también tus aspiraciones, tus aptitudes…) es un auténtico valor añadido de Schréder. Yo soy la prueba irrefutable de que Schréder se preocupa por sus empleados.
 

Primero estuve dos años como directora de Operaciones Comerciales de I+D del grupo…

Era una función de «relevo», como facilitadora, una simplificadora de procesos, y me permitió comprender la organización de Schréder en conjunto. Pasé a asumir el puesto de directora de Salud y Seguridad en el departamento de Calidad del Grupo, donde hago tres cosas. Primero, ofrezco apoyo diario para la producción de luminarias en nuestras fábricas de todo el mundo. Después, soy la «interlocutora de operaciones» para nuestros clientes, a través de nuestros organismos comerciales y mediante una comunicación transparente y continua. Por último, estoy a cargo de la implementación de la estrategia del grupo para la gestión general de calidad, incluyendo la salud y seguridad de nuestros trabajadores.
 

En este puesto no existe la rutina…

A menudo les pido a mis compañeros que hablen de oportunidades y no de problemas. Paso la mayor parte de los días en nuestras fábricas, fuera de Bélgica, donde vivo actualmente, para estar justo donde suceden las cosas. Tenemos siete fábricas, en España, Portugal, Hungría, Ucrania, China, Sudáfrica y Australia, además de los centros Schréder STUDIO, en los que desarrollamos soluciones de iluminación personalizadas. Una visita a una fábrica suele durar tres días, y me llevo a los expertos de mi equipo belga que puedan ser necesarios.
 

La seguridad en nuestras fábricas es la prioridad absoluta…

El equipo de calidad se encarga de seguir toda la legislación en materia de salud y seguridad. De cara a nuestros empleados, tenemos la responsabilidad de mantener los más altos estándares y de tomar medidas concretas para garantizar la seguridad de las personas en su entorno diario. Los equipos locales de las fábricas también desempeñan un papel importante en la salud y seguridad, ya que tienen líneas de ensamblaje manuales. Tenemos que escuchar las preocupaciones de nuestros empleados y darles la oportunidad de expresarse y plantear sus problemas si es necesario. Es un diálogo constante con los equipos. 
 

Y esto significa estar sobre el terreno…

Tenemos que seguir los requisitos legales y, en paralelo, tenemos que estar atentos a lo que suceda sobre el terreno. Tenemos que garantizar que añadimos valor para las personas; no se trata solo de implementar detalles porque estén en las normas. Muchos problemas pueden resolverse simplemente estando disponibles para los demás, pendientes de la realidad sobre el terreno y tomando decisiones en función de la situación real.
 

Y no tiene por qué ser aburrido…

Salud y seguridad significa también priorizar la salud mental. Junto con nuestros compañeros de Recursos Humanos, mis equipos organizan distintos actos en todas las empresas de todo el mundo. En Portugal, por ejemplo, tenemos ahora un concurso para diseñar eslóganes para el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo. ¡Hay muchas cosas en marcha!
 

De lo que más orgullosa me siento es…

De mi equipo. Hemos mejorado muchísimo y hemos asumido un papel fundamental en el seno de la organización. La calidad no es algo que se pueda conseguir en solitario, sino que necesitamos la participación de todo el personal de todos los equipos y departamentos en cada una de las fábricas. Y eso es lo que estoy viendo ahora.  

Conecte con Aina en LinkedIn.